Fisichella, un veterano errante en una competición cada vez más joven

20 01 2008

Fisichella probando su Force India en Jerez

[R.González]

     Una temporada más, la Fórmula 1 comienza con uno de los cambios de asiento clásicos de la última década de la competición, Giancarlo Fisichella. El piloto italiano afronta este 2008 al volante de uno de los coches de la nueva escudería Force India, y consuma así su sexto cambio de equipo desde que en 1996 entrara en el mundo de la Fórmula 1 tras su paso por el Campeonato Internacional de Turismos, y su debut y breve paso por el DTM alemán.

     Gran parte de culpa de estos cambios la tiene el frágil sentido de la competitividad del piloto italiano, al que le ha caracterizado desde sus inicios en la Fórmula 1, un desarrollado amor propio, al que otros llamaríamos ego, que le impide mantenerse en una escudería con un compañero competitivo.

     En un periodo de cambio en la competición, donde cada vez la edad media de los pilotos es menor, Fisichella ha sabido hacerse un hueco en la debutante Force India, tras su paso por equipos como Jordan, Benetton, Sauber o Renault, ganando el asiento, a sus 30 años, a pilotos jóvenes como Roldán Rodríguez o Vitantonio Liuzzi, y poniendo de manifiesto que la escudería no se deja llevar por la corriente de renovación que ha llegado a la Fórmula 1.

     Fisichella ha conseguido mantenerse en una competición que devora poco a poco a sus pilotos veteranos, por ejemplo, Ralf Schumacher, provablemente uno de los pilotos más sobrevalorados que ha pasado por la Fórmula 1. La razón de esta etapa de cambio se debe a la aparición en los últimos años de competiciones como la GP2, que se ha situado como la segunda división de la Fórmula 1, y principal trampolín a la categoría reina del mundo del motor de las cuatro ruedas.

     La razón de esta revolución en la parrilla está causada por el importante crédito mostrado por los jóvenes talentos que, desde 2005, llaman a la puerta de la Fórmula 1, llegando a hacerse un hueco en ella hasta siete de ellos, la mayoría incluso en equipos punteros de la competición, como Kovalainen, Rosberg, Hamilton, Glock, Nakajima y Nelsinho Piquet. Además de Scott Speed, el único de los jóvenes que ya ha perdido su plaza como piloto de Fórmula 1.

Barrichello pensando en su fututo en la F-1. Foto: Reuters     Pero no son los únicos nuevos talentos que hay en la actualidad, sino que otros muchos como Roldán Rodríguez o Adrián Vallés, esperan tener su oportunidad en la Fórmula 1 más pronto que tarde, por lo que los veteranos de la parrilla como Trulli, Coulthard, Webber, Button o Barrichello se aferran con fuerza a sus actuales asientos, ya que saben que en el momento que no cuenten con ellos en sus respectivos equipos, les será muy complicado encontrar otro.

     Definitivamente, la Fórmula 1 ha cambiado. Quedó ya atrás la figura del piloto de renombre que podía decidir cuando retirarse o cambiar de equipo, en una competición en la que la experiencia y tener un reclamo publicitario eran las principales razones de ser a la hora de seleccionar un piloto para las escuderías, lo que permitió a pilotos como Patrese o Alboreto, convertirse en ejemplos vivientes de este argumento. Pero esto parece haber terminado, pocos pilotos pueden permitirse ahora dejar un equipo y estar seguros de conseguir otro.

     La precodidad está de moda y envejecer a los mandos de un Fórmula 1 será cada vez más difícil.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: