Schumacher, penalizado con diez puestos para Spa

1 08 2010

Barrichello pidió bandera negra por radio

Schumacher cierra a Barrichello contra el muro

[Álvaro Alonso]

Tras la peligrosa maniobra que Schumacher ha intentado para impedir el adelantamiento de Rubens Barrichello, la FIA ha estimado que el piloto alemán perderá diez posiciones para la parrilla de salida  del próximo gran premio, que se celebra en el trazado de Spa-Francorchamps en tierras belgas.

El piloto brasileño llevaba varias vueltas presionando tras su parada en boxes al que había sido su ex compañero en Ferrari. En la última curva ‘Rubihno’ salía muy pegado al kaiser y le cogía el rebufo, pero cuando le iba a adelantar Schumi llavaba a cabo la polémica maniobra que podría haber costado un disgusto, pues la separación era mínima como e pude observar en la fotografía.

Un grupo de comisarios acompañados por el ex piloto Derek Warwick decidieron finalmente escuchar las quejas de Williams (Barrichello llegó a pedir incluso la bandera negra para el alemán durante la carrera) y el heptacampeón del mundo será retrasado diez posiciones en la parrilla del mítico trazado de Spa.

VÍDEO: Adelantamiento de Barrichello a Schumacher





Honda se retira de la F1

5 12 2008




Honda ganó en 2006 su última carrera, en Hungria

Honda ganó en 2006 su última carrera, en Hungría

[A. Alonso]


     Honda nos dice adiós, y lo hace después de haber completado un magnífico palmarés en la Fórmula 1. Si bien es cierto que cuando Honda reapareció para motorizar el BAR en el 2000  no hizo mucho (excepto un 2º puesto en el mundial de constructores en el año 2004), las décadas anteriores llegó a ganar varios mundiales motorizando por ejemplo a los McLaren de Prost y Senna entre otros.


     Una escudería clásica que se retira del gran circo por problemas económicos. Ya lo hacía su hermana pequeña (Super Aguri) al principio de esta temporada. Y es que la crisis económica está haciéndole mucho daño al sector de la automoción. Las ventas han decrecido en todo el mundo entre un 30% y un 50% -dependiendo del país-, por eso el equipo nipón, que el año pasado contó con un presupuesto de 314,8 millones de euros, y con la cabeza de Ros Brawn al frente, ha decidido que ni siquiera seguirá como fabricante de motores para otros monoplazas, su retirada de esta competición es total.


     Sin embargo, Fukui, presidente y director ejecutivo de Honda ha declarado que se debe intentar vender el equipo de Brackley antes de que empiece la temporada 2009 en marzo.


     Una triste noticia que nos deja a todos con mal sabor de boca, pues Honda ya era uno de los clásicos en la parrilla. Esperemos que la crisis no afecte a nadie más. Y por cierto, menos mal que Alonso no ficho por Honda en su día.


     Este es el comunicado que ha emitido la escudería japonesa:


     Nosotros, Honda Motor Co., Ltd., hemos llegado a la conclusión de que abandonaremos todas las actividades de Fórmula Uno, con lo que 2008 será la última temporada en la que habremos participado.
Esta difícil decisión se ha tomado a la vista de que las condiciones operativas de la industria automovilística global se han deteriorado rápidamente, debido a los problemas subyacentes en Estados Unidos, la profunda crisis crediticia y la repentina caída de las economías mundiales.


     Honda debe proteger sus actividades principales y garantizarlas a largo plazo, ya que la incertidumbre sigue creciendo en la economía mundial y se espera que tarde cierto tiempo en recuperarse.
En estas circunstancias, Honda ha tomado medidas flexibles para contrarrestar esta repentina debilidad de los mercados en todas las áreas de negocio. Sin embargo, al reconocer la necesidad de mejorar la localización de los recursos directivos, incluyendo las inversiones de futuro, hemos decidido abandonar la participación en Fórmula Uno. Iniciaremos consultas con los asociados del equipo Honda Racing F1 y su proveedor de motor Honda Racing Development respecto al futuro de las dos empresas, lo que concluirá con la puesta a la venta del equipo.
En esta tercera era de actividades en la Fórmula Uno, Honda ha participado en carreras desde la temporada 2000, primero con BAR, al adoptar un nuevo formato de desarrollo conjunto de vehículos de competición.


     Más tarde, para intentar adaptarse a los cambios de la Fórmula Uno, empezamos a administrar un equipo propiedad total de Honda al iniciar la temporada 2006.
Superando muchas dificultades, el equipo Honda consiguió su primera victoria en un Gran Premio en 2006, lo que hizo que Honda recibiera un apoyo increíble de los fans de Honda en todo el mundo, que esperaban impacientes un éxito aún mayor. Por tanto, para nosotros ha sido una decisión extremadamente difícil llegar a esta conclusión sin haber podido cumplir las expectativas de nuestros fans.


     Aprovechando todo lo que hemos aprendido durante estos tiempos de inestabilidad económica, junto con el espíritu competitivo que hemos adquirido con nuestra participación activa en la competición, pretendemos proseguir nuestro compromiso asumiendo nuevos retos.


     Por último, queremos aprovechar esta oportunidad para dar las más sinceras gracias a nuestros fans y a todos aquellos que han apoyado el trabajo de Honda en la Fórmula Uno, incluyendo a todo el mundo en la propia Fórmula Uno.


Muchas gracias.
Takeo Fukui
Presidente y director ejecutivo
Honda Motor Co., Ltd.





Fisichella, un veterano errante en una competición cada vez más joven

20 01 2008

Fisichella probando su Force India en Jerez

[R.González]

     Una temporada más, la Fórmula 1 comienza con uno de los cambios de asiento clásicos de la última década de la competición, Giancarlo Fisichella. El piloto italiano afronta este 2008 al volante de uno de los coches de la nueva escudería Force India, y consuma así su sexto cambio de equipo desde que en 1996 entrara en el mundo de la Fórmula 1 tras su paso por el Campeonato Internacional de Turismos, y su debut y breve paso por el DTM alemán.

     Gran parte de culpa de estos cambios la tiene el frágil sentido de la competitividad del piloto italiano, al que le ha caracterizado desde sus inicios en la Fórmula 1, un desarrollado amor propio, al que otros llamaríamos ego, que le impide mantenerse en una escudería con un compañero competitivo.

     En un periodo de cambio en la competición, donde cada vez la edad media de los pilotos es menor, Fisichella ha sabido hacerse un hueco en la debutante Force India, tras su paso por equipos como Jordan, Benetton, Sauber o Renault, ganando el asiento, a sus 30 años, a pilotos jóvenes como Roldán Rodríguez o Vitantonio Liuzzi, y poniendo de manifiesto que la escudería no se deja llevar por la corriente de renovación que ha llegado a la Fórmula 1.

     Fisichella ha conseguido mantenerse en una competición que devora poco a poco a sus pilotos veteranos, por ejemplo, Ralf Schumacher, provablemente uno de los pilotos más sobrevalorados que ha pasado por la Fórmula 1. La razón de esta etapa de cambio se debe a la aparición en los últimos años de competiciones como la GP2, que se ha situado como la segunda división de la Fórmula 1, y principal trampolín a la categoría reina del mundo del motor de las cuatro ruedas.

     La razón de esta revolución en la parrilla está causada por el importante crédito mostrado por los jóvenes talentos que, desde 2005, llaman a la puerta de la Fórmula 1, llegando a hacerse un hueco en ella hasta siete de ellos, la mayoría incluso en equipos punteros de la competición, como Kovalainen, Rosberg, Hamilton, Glock, Nakajima y Nelsinho Piquet. Además de Scott Speed, el único de los jóvenes que ya ha perdido su plaza como piloto de Fórmula 1.

Barrichello pensando en su fututo en la F-1. Foto: Reuters     Pero no son los únicos nuevos talentos que hay en la actualidad, sino que otros muchos como Roldán Rodríguez o Adrián Vallés, esperan tener su oportunidad en la Fórmula 1 más pronto que tarde, por lo que los veteranos de la parrilla como Trulli, Coulthard, Webber, Button o Barrichello se aferran con fuerza a sus actuales asientos, ya que saben que en el momento que no cuenten con ellos en sus respectivos equipos, les será muy complicado encontrar otro.

     Definitivamente, la Fórmula 1 ha cambiado. Quedó ya atrás la figura del piloto de renombre que podía decidir cuando retirarse o cambiar de equipo, en una competición en la que la experiencia y tener un reclamo publicitario eran las principales razones de ser a la hora de seleccionar un piloto para las escuderías, lo que permitió a pilotos como Patrese o Alboreto, convertirse en ejemplos vivientes de este argumento. Pero esto parece haber terminado, pocos pilotos pueden permitirse ahora dejar un equipo y estar seguros de conseguir otro.

     La precodidad está de moda y envejecer a los mandos de un Fórmula 1 será cada vez más difícil.