El Tribunal de Gran Instancia de París le da la razón a la FIA

20 05 2009

fia[A. Alonso]

     El Tribunal de Gran Instancia de París finalmente le ha dado la razón a la FIA en el asunto del límite de presupuesto establecido para el año que viene. Ferrari fue la escudería que interpuso el recurso de amparo ante esta nueva regla, pero el juez no lo ha querido  admitido.

     Esta nueva regla, que entrará supuestamente en vigor la próxima temporada, busca limitar los presupuestos de cada equipo en aproximadamente 45 millones de euros sin contar los salarios de los pilotos y los gastos en publicidad y promociones.

     Tras una hora de audiencia el pasado martes, el reglamento impulsado por Max Mosley, ha sido declarado por el magistrado como legítimo, pues según él no vulnera ningún artículo de la FIA y además asegura que Ferrari no tiene ninguna competencia en esos asuntos que deben ser regulados por comités internacionales.

     Así pues, primer asalto para la FIA que seguramente no sea el último, pues escuderías como la antes citada, Ferrari, Renault, Red Bull, Toro Rosso o Toyota  han asegurado que abandonarán el campeonato de Fórmula 1 si la FIA no modifica esta nueva regla.

     Pese a que Ferrari fue quién ejerció el recurso de amparo ante la justicia francesa, recibió el apoyo de todos los demás equipos de la parrilla.

     Esta nueva regla busca que puedan entrar nuevos equipos a la Fórmula 1 y que así pueda haber mayor número de escuderías. Y evidentemente, a mayor número de escuderías más dinero para la FIA y para sus jefazos, qué casualidad verdad.





La FIA propone limitar los presupuestos de la F1

18 01 2008

Max Mosley quiere limitar los presupuestos de la F1     Todos los jefes de escudería han recibido una carta esta semana del presidente de la FIA, Max Mosley. En el escrito, el mandamás de la FIA, explica que un equipo especial financiero se encargará de determinar cuales serán las restricciones económicas en la Fórmula 1 para el 2009. Los primeros rumores hablan de un límite de 150 millones de dólares.

     Eso si, como todo lo que hace la FIA, lo hace con un cierto grado de hipocresía, pues limitarán algunas cosas y otras no. Es decir, el señor Mosley ha decidido que se debe introducir un presupuesto máximo en la F1, pero dentro de este no entrarán los precios de los motores, los sueldos de los pilotos, las campañas de marketing llevadas a cabo por los equipos o el salario del jefe de la escudería.

     Pensando que el motor en una de las partes más caras del monoplaza (220.000$), que las campañas de publicidad rondan los millones de euros y que los sueldos de los pilotos y del jefe son los más altos, la limitación es puramente una cuestión estética, sin ningún ideal de fondo. La suma de todas estas cantidades podría superar los 60 millones de dólares, casi la mitad de lo que sería impuesto el límite.

     Para que esto se lleve a cabo todos los equipos deberán firmar el acuerdo, que podría ser durante la próxima reunión de la FIA prevista el día 31 de enero en París. Esta propuesta, de ser aceptada, sustituirá a la de restringir el uso del túnel del viento y el CFD.

     Además han rectificado otra reglamentación, la de la congelación de motores. Han reducido de diez a cinco años el tiempo que habrá que esperar para crear un nuevo concepto de motor.

     Lo del “circo de la Fórmula 1” parece más por los que lo gobiernan, que por lo que hay alrededor.